El Whippet

El Whippet es una de las razas de galgos más pequeña que existe. Se parece a un Greyhound de talla mediana. Como casi todos los galgos, a primera vista el Whippet emana delicadeza y fragilidad sin embargo es un perro duro y muy rústico. Le gusta hacer ejercicio y, a la vez, le gusta dormir a pierna suelta en casa. Este aspecto lo hace ideal para su vida en la ciudad.

Nacido de la mano de las clases sociales menos privilegiadas, que envidiaban la posesión de un Greyhound, el galgo de los nobles, el más pequeño de los lebreles británicos ha experimentado grandes cambios desde sus orígenes, bastante más si miramos al otro lado del Atlántico.

 

IMG_1104
86242921-7b70-4e92-9f18-dd8a4e101b9d

Historia

Su aspecto evidencia las razas principales que intervinieron en su formación: el Greyhound, al que debía parecerse, y el Piccolo Levriero Italiano, del que tomó la talla reducida. Sin embargo, en el afán de conseguir un buen cazador no se rechazó la intervención de algunos terriers, tal es el caso del Bedlington, Yorkshire y Airedale, entre otros. Por este motivo, en el pasado había Whippets con el pelo algo largo, que fueron retirándose para la selección de la raza. Por otra parte, no se desestima la posibilidad de que también formara parte de la formación de la raza una ya extinta llamada Wappit, especialmente dada la semejanza con su nombre. Aun así, el nombre actual se cree que procede de la palabra inglesa "whip", látigo, algo comprensible con sólo mirar al perro.

La creación de la raza se debe a la clase menos acomodada que no podía mantener un perro grande como el Greyhound. Por este motivo fue apodado "el Greyhound de los pobres". El Whippet fue reconocido oficialmente por el Kennel Club británico en 1890, pero hubo que esperar seis años para que apareciera el primer campeón inglés de la raza, llamado "Suber".

 

"En el Whippet se combinan de forma equilibrada fuerza muscular, resistencia y elegancia" 

Uno de los cambios más importantes en su evolución es el referente al color del manto. A ese respecto, el estándar británico en 1903 cita los colores negro, rojo, blanco, atigrado, marrón, azul y la combinación de estos colores. Sin embargo, en 1942, inmediatamente después de la II Guerra Mundial, la población de Whippet se redujo drásticamente, hasta el punto de que en ese año fueron inscritos sólo cien cachorros en el libro de orígenes británicos. De los que se salvaron, la mayoría eran monocromáticos, por lo que durante mucho tiempo fueron estos los que coparon los primeros puestos en las exposiciones. En EE.UU., por el contrario, se consiguieron gran número de tonalidades, incluidas las bicolores y atigradas. 

_DSC6216

Carácter

Con mucha frecuencia el carácter de nuestros perros tiene gran relación con el del grupo al que pertenecen. En el caso de la raza que nos ocupa debemos comenzar haciendo hincapié en algo más evidente, se trata de un galgo y como tal se comporta. Común a todos ellos es la timidez con las personas que no está familiarizado, pero con un arrojo inversamente proporcional cuando se trata de perseguir a la presa potencial, pero aquí si hay una diferencia con las demás, el Whippet es el único lebrel que ladra mientras persigue a la presa. 

Sin embargo, la diferencia principal fundamental con los demás galgos es que su tamaño le permite adaptarse perfectamente a la vida en la ciudad, pero siempre que tenga posibilidad de desahogarse y poder dar rienda suelta a su naturaleza atlética, que también le dota de un temperamento activo. Eso sí, debemos tener mucho cuidado a la hora de soltarlo, ya que en caso de encontrar el rastro de lo que él considera una presa potencial podríamos llegar a perderlo de vista, al menos durante un buen rato. Por ello, para evitar disgustos, es mejor tenerlo controlado. Aun con todo, es un acompañante ideal, altamente adaptable tanto para un entorno doméstico como uno deportivo. 

 

"Nunca ha dejado de realizar las actividades que lo vieron nacer, la caza y las carreras, pero es un galgo de compañía perfecto"

Dentro de la raza existen diferencias en cuanto al aspecto estético según sean perros de belleza o de trabajo, pero el carácter casi no se ve alterado entre sí. A simple vista puede parecer débil, pero como todos sabemos, a pesar de su aspecto frágil, los galgos, incluido el Whippet, tienen una naturaleza fuerte, capaz de mantenerlo sano durante toda su vida, si bien, dada su extrema sensibilidad, puede somatizar el estrés mediante alguna diarrea que otra.
Finalmente, no debemos confundir esbeltez con delgadez. El Whippet es un perro extremadamente esbelto por su constitución, pero no deben marcarse sus costillas, síntoma de delgadez insana.

_DSC5917

Aspecto

Creado para la velocidad y el rendimiento físico, en el Whippet se combinan de forma equilibrada fuerza muscular, resistencia, elegancia y gracia de las líneas, pero tratando de evitar cualquier tipo de exageración. El conjunto de su anatomía le dota de un movimiento libre, en el que las tapas traseras se adelantan bastante por debajo del cuerpo para darse impulso y las delanteras ganan terreno hacia adelante de forma paralela. 

 

"Todos los colores y sus combinaciones están admitidos por igual, monocolores, bicolores, atigrados..."

La cabeza es larga y enjuta, con el parietal plano y la depresión frononasal poco marcada; es bastante ancha entre los ojos, con las mandíbulas fuertes y bien marcadas. La nariz debe ser negra a excepción de los ejemplares de color azul o hígado, en los que el color de la trufa tiene una tonalidad acorde con el color del manto; asimismo, en los ejemplares blancos o con manchas de ese color la trufa puede ser moteada. Los ojos son ovalados y brillantes, con una mirada atenta. Las orejas, que tienen una piel fina y en forma de rosa, son pequeñas.
El cuello es largo y musculoso, con un arqueamiento elegante. El pecho, muy bajo y con suficiente espacio para el corazón, tiene las costillas bien arqueadas. El lomo está bien marcado, ancho y fuerte, más bien largo, arqueado claramente sobre la región lumbar pero no demasiado.
Las extremidades anteriores, que son largas y rectas desde el codo al pie, tienen los hombros oblicuos y musculosos; las paletillas se marcan con claridad, además de llegar hasta la columna vertebral. El codo debe estar situado por debajo del pecho. Las extremidades posteriores, que permiten al perro ocupar suficiente espacio al estar parado y tener una gran fuerza de arranque, son fuertes y anchas por encima de los muslos; la articulación de la rodilla dispone de buen arqueamiento y el corvejón está situado muy abajo.
Los pies están bien contorneados, tienen los dedos bien separados los unos de los otros, huesudos, pero con las almohadillas plantares duras y fuertes. La cola, que carece de pelaje, se estrecha desde la base hacia la punta y con el movimiento la inclina hacia arriba pero en ningún caso sobrepasará el lomo.

Están admitidos todos los colores y sus combinaciones, pero en cualquiera de ellos el pelo debe ser fino, corto y apretado.
La talla, en lo que al estándar FCI se refiere, es de 47-51 centímetros para las hembras. Comentamos esto porque el estándar estadounidense exige ejemplares más altos, tanto es así  que el tope máximo en la talla de los macho sobrepasa en cuatro centímetros la tolerancia del estándar europeo.