¿Cómo llegamos al Beagle?

Alejandro

A toda la familia nos gusta hacer excursiones y rutas a caballo, y pensamos que podría ser más divertido ir acompañados de algún perrito, así que decidimos buscar un tipo de perro resistente, fuerte, que le gustara el campo, que se llevara bien con el resto de los animales, y a la vez fuera alegre, vivaz, y siempre cariñoso con los más pequeños. Nos habían hablado del Beagle y de sus hermanos mayores los Harrier y los Foxhound, éstos dos últimos excelentes en la caza a caballo debido a su gran rapidez y compenetración con el mismo. Pero al no ser una familia aficionada a la caza preferíamos un perro de dimensiones más reducidas, apto para acompañar al caballo pero que también, y debido al resto de cualidades, fuera un estupendo animal de compañía.

Finalmente nos decidimos por el Beagle y no nos equivocamos, empezamos con una parejita, y lo cierto es que te lo pasas muy bien con ellos. Cuando haces alguna excursión siempre van varios metros delante o detrás del caballo, nunca te pierden de vista, y a la que encuantran campo abierto o una llanura despejada empiezan a correr y jugar entre ellos. Son muy hábiles, saben compaginar el paso que en aquel momento llevas, y tienes la tranquilidad de que si en algún instante de tu marcha encuentras otro perro o alguna persona te alertarán sin mostrar, en ningún caso, un ápice de agresividad. La verdad es que son unos perros muy dóciles y “simpáticos”.

Estamos muy contentos con la elección que hicimos en su día, son grandes compañeros y, además, muy útiles, paseamos con ellos a pié y a caballo, nos acompañan a buscar setas cuando es temporada, y aunque no son perros falderos son muy cariñosos y agradecidos. En fin, ésta es nuestra historia y lo que hace que para nosotros el Beagle sea otro perro “muy especial”.

 

El Beagle, ese pequeño gran perro

El Beagle, ese perrito afectuoso, sensible, sociable, bondadoso, vivaz y valiente, por todo ello un animal verdaderamente “grande”, sin embargo de poco tamaño aunque no diminuto, capaz de adaptarse sin problemas a un piso de reducidas dimensiones… “ese pequeño gran perro”.

 

DSCF0057

 

Gracias a su tamaño y excepcional carácter es uno de los canes preferidos en todo el mundo. Un perro armonioso, de gran equilibrio en cuanto a estructura física y personalidad se refiere. Al ser un animal fuerte, compacto y de pelo corto, aunque nunca falto de elegancia, obediente, aunque tozudo, tolerante y con buen carácter, se convierte en la mascota ideal.

 

pie de foto

 

“Su textura de pelo, corto y liso, de diferentes colores, y sin dejar de lado su tamaño, hacen que resulte cómodo en cualquier tipo de hogar”

 

 

En casa no ladra demasiado, aunque su ladrido es persistente ante los intrusos, con una voz sonora, nunca estridente, que se extiende hasta muy lejos, se limita a saludarte con movimientos festivos del rabito. Es un perro de familia por excelencia, su paciencia no tiene fin, en especial con los niños, a los que adora y con quien se une como compañero infatigable de juegos, es simpático, alegre y jovial, en cualquier caso, es un entusiasta, siempre predispuesto y atento con su dueño. Es un error decir que el Beagle debe vivir siempre en el exterior y que precisa correr muchos kilómetros diariamente, se adapta perfectamente a la casa aunque nunca debemos olvidar sus paseos rutinarios y saber que él añadirá más placer compartiendo actividades al aire libre.

 

NENI 181

 

“Ese rabo tieso que no para de moverse más que cuando ha captado algo, sin perder de vista a su dueño con esos ojos que miran pendientes de los que se les diga”

 

El Beagle, inteligente, inquieto y aristócrata, tiene dos cualidades excepcionales, un temperamento único y una gran pasión. Cuando el Beagle habla dice “verdad”, sólo hay que entenderlo. Suele ser esa voz temprana en una aproximación, delatadora de vida, esa voz corta, pausada, casi un gemido.

 

“En ocasiones el Beagle, ocupado en inspeccionar el territorio, se volverá al oír la llamada pero no se acercara, en este caso su dueño se esconderá, y el temor de perderle hará que rápidamente vuelva con él”.

 

 

_DSC2103

 

Equivocadamente algunos lamentan la testarudez de este animal, pero no debemos olvidar que se trata de un sabueso y que como tal tiene su instinto. Esa pizca de terquedad forma parte de su personalidad, para nosotros atractiva, que unida a su elegancia, hermoso manto y aspecto discreto, lo ha hecho mucho más popular y predilecto que otros tantos sabuesos. Desgraciadamente, debido a su obediencia y adaptabilidad, el Beagle es la raza más utilizada para el estudio en laboratorios. Sus fantásticas condiciones físicas y su gran equilibrio psíquico ha hecho que aporte mucho a la ciencia y al progreso de la humanidad. También debido a su excelente olfato es utilizado por los aduaneros en numerosos países para la detección de droga.

 

El Beagle y la caza

El Beagle es un perro de presa, clasificado entre los sabuesos para la caza menor, para la que posee unas dotes incuestionables. Es el perro de caza más pequeño que reúne todas las cualidades de un perro grande. Caza bien con la pareja, en grupo o en pequeñas jaurías gracias a su elevado espíritu de equipo, no es en absoluto individualista, nunca irá cada uno por su lado, cuando uno gime o resopla todos acuden a ayudar. Entre los cazadores hay cuadrillas que prefieren cinco, seis perros o más, sobretodo por el bello espectáculo que proporcionan en el campo tras los rastros y por su voz llena de musicalidad y tonalidades que emplea en cada una de las situaciones o fases de la caza.

 

agilidad02

 

La liebre (a la vuelta) es la pieza reina por excelencia para la caza con Beagles, aunque es apto para cazar todo tipo de animal de pelo: conejo (autentico especialista), corzo, jabalí, zorro, etc. Lo logra gracias a sus bien proporcionadas dimensiones, factura armoniosa y considerable velocidad. En su trabajo es funcional, efectivo e incansable, correrá hasta extenuarse, cazaría hasta la muerte por agotamiento. Con una buena nariz, el Beagle caza con el hocico pegado al suelo concentrado en las emociones. Es un verdadero experto en terrenos a menudo muy apretados de vegetación, sin claros donde poder ver la presa. El trabajo de este animal es insustituible en determinados terrenos y condiciones, en montes muy apretados, jarales, con abundante mata baja, cañadas de aulagas y pedregales. Lugares donde no se ve a veces ni a perros ni conejos son imprescindibles estos animales de rastro completo.

Es el Beagle un sabueso que sigue la pista con rapidez y esta cualidad le hace capaz de seguir el rastro con absoluta fiabilidad. Su porte es un galope resuelto y brioso, intercalado con fases de trote a la búsqueda de la presa. Una vez descubierta la buena pista mantiene el galope ininterrumpidamente.

Todo un campeón en el trabajo de fondo, fuerte y duro en el monte, si bien es cierto que lo que más le afecta es el calor, es el perro idóneo para el trabajo intenso y prolongado, su buena constitución física es garantía de ello. No en balde es, el Beagle, el sabueso más extendido en el mundo entero, teniendo una popularidad inaudita en Francia, donde es considerado como el mejor perro de caza menor.

 

beagle_nadar

 

Cultura Popular

Los beagles han aparecido en una gran variedad de medios de comunicación. Ya existen referencias a estos perros incluso antes del siglo  XIX en obras de escritores como William Shakespeare, John Webster, John Dryden, Thomas Tickell, Henry Fielding o William Cowper. En la traducción de Alexander Pope de La Ilíada -de Homero- también aparecen unos perros que por la descripción bien podrían ser Beagles. Aparecen también en tiras de prensa y dibujos animados a partir de los años 1950, como el popular personaje de Peanuts Snoopy (al que se cita como «el beagle más famoso del mundo»), los Beagle Boys de Disney, o Beegle Beagle, el inseparable compañero de Grape Ape de Hanna-Barbera.

 

snoopy

 

También han aparecido en numerosas películas, algunas con un papel protagonista, como en Como perros y gatos y su secuela Como perros y gatos 2: La venganza de Kitty Galore, y en la serie animada Underdog, o en los largometrajes de la adaptación al cine de la novela de Phyllis Reynolds Naylor Shiloh, y aparecen en papeles secundarios en películas como Audition, The Monster Squad o The Royal Tenenbaums, y o en series televisivas como Star Trek: Enterprise,EastEnders o The Wonder Years, entre otras.

 

President Johnson beagle

 

El expresidente estadounidense Lyndon B. Johnson tenía varios beagles, y provocó una clamorosa protesta cuando cogió a uno de ellos por las orejas durante una presentación oficial en los jardines de la Casa Blanca.

Y por último,  el barco en el cual Charles Darwin realizó el viaje que le proporcionó la mayor parte de la inspiración para su gran obra, El origen de las especies, se llamaba HMS Beagle. No ha sido el único viaje de una nave con el nombre de esta preciosa raza,  también una sonda espacial británica fue bautizada como Beagle 2.